Leader in Wall-Mounted Cat Furniture with Aesthetic Design

No Spending Limit, All Items are Shipped for Free

Full Refund Guarantee within 50 Days, No Hidden Fees

Extra 15% off on your first order
Excludes Promotional Items

FAN15

¿Debo lavar la ropa de cama de mi gato antes de que empiece a oler a caja de arena?

Should I wash my cat's bedding before it starts to smell like a litter box?

Z.Richard |

¿Tiene preguntas candentes como con qué frecuencia debo limpiar el plato de mi perro? ¿O con qué frecuencia debes bañar a tu mascota? Tenemos respuestas.

¿Con qué frecuencia se debe bañar a un perro?

La mayoría de los perros no necesitan baños frecuentes a menos que se metan en algo maloliente o asqueroso. No querrás que tu perro huela mal, especialmente si eres sacándolos en público o a la oficina contigo.

Los baños mensuales suelen estar bien para la mayoría de los perros. Pero debes tener en cuenta el pelaje y el estilo de vida de tu perro.

Por ejemplo, los perros con doble pelaje no deben bañarse con demasiada frecuencia. El baño elimina los aceites naturales de la piel, lo que ayuda a aislar a estos perros. Si su perro pasa mucho tiempo al aire libre o está pasando por un período de muda intensa, es posible que necesite más baños.

¿Con qué frecuencia se puede lavar a un cachorro?

Los cachorros son muy lindos, pero también tienden a ser muy desordenados. Es probable que se metan en todo. A menudo son descuidados al comer. Y algunos no son buenos para mantenerse limpios durante el entrenamiento para ir al baño. Es posible que tengas la tentación de bañar mucho a tu cachorro, pero esa no es la mejor idea.

Por un lado, los cachorros pueden ser propensos a tener la piel seca. Lavarlos con frecuencia puede empeorar este problema. Puede resultar útil utilizar un champú suave hecho para cachorros, pero espaciar los baños es aún mejor.

Puedes alargar el tiempo necesario entre baños limpiando a tu cachorro por completo con un paño suave y húmedo. También puedes limpiarlas con algunas toallitas aptas para perros cuando sea necesario.

Puedes seguir las mismas reglas generales para lavar a los cachorros que a los perros. Pero definitivamente hable con su veterinario para conocer las pautas a la hora del baño para sus cachorros.

Ten en cuenta que todavía no debes bañar a cachorros muy pequeños de menos de 7 u 8 semanas. No son completamente capaces de regular su temperatura corporal, por lo que tendrán mucho frío cuando terminen.

¿Con qué frecuencia debo bañar a mi gato?

Los gatos son expertos en bañarse solos. Tienen las herramientas perfectas para ello con sus lenguas ásperas y sus patas delanteras que lamen y usan como toallitas.

Pero los gatos pueden necesitar un baño si se meten en algo desagradable, especialmente cuando es algo que no quieres que lamen ni ingieran. Darle un baño a tu gato puede parecer desalentador. Necesitarás tener algo de paciencia y muchas golosinas a mano.

Es útil bañar a tu gato cuando está relajado. También es posible que quieras contratar a un ayudante que pueda actuar como un segundo par de manos o distraer a tu gato mientras te lavas.

Ve despacio y sigue el ejemplo de tu gato. Si parece imposible o si su gato se enoja demasiado, considere un “baño” rápido y fácil con una toallita. no quieres tu gato para terminar odiándote.

Gato bañándose en un baño rojo rodeado de patitos de goma

¿Con qué frecuencia debo bañar a mi gatito?

Al igual que los cachorros, los gatitos son pequeños bichos desordenados. Pueden mancharles la cara con comida y agua. Es posible que no sean demasiado prolijos cuando hacen caca en su caja de arena. Y es posible que todavía no sepan arreglarse bien.

Bañar a tu gatito puede ser traumático para ambos. Probablemente quieras evitarlo, si puedes, limpiando la cara y el cuerpo de tu gatito con una toallita o una toallita apta para gatos. A veces eso será suficiente.

Si necesitas bañar a tu gatito, es útil que primero se acostumbre a estar en un poco de agua. Una forma de hacerlo es llenar una bandeja para hornear con agua tibia y convencerlos de que la exploren con algunas delicias.

Una vez que se sientan cómodos con el concepto de agua, puedes probar un baño tibio con sólo un par de centímetros de agua. Usa un champú apto para gatos, tómate tu tiempo y ten cuidado. Nunca sumerjas a tu gatito y ten a mano muchas golosinas para recompensar su buen comportamiento.

¿Qué pasa con los artículos y artículos para mascotas?

Además de lavar a tu amigo de cuatro patas, debes mantener limpios su equipo y suministros. De lo contrario, pueden aparecer bacterias, moho, levaduras y otras cosas asquerosas. Estas cosas son desagradables y pueden dañar a tu mascota.

Cuencos para mascotas

Es fácil enjuagar rápidamente los tazones de comida y agua de su mascota y volver a llenarlos. Pero eso es asqueroso. Y sí, yo también lo he hecho. Pero estoy tratando de hacerlo mejor.

Debes limpiar los tazones de tu mascota todos los días. Puedes tirarlos al lavavajillas en un ciclo desinfectante o lavarlos a mano con agua caliente y jabón. Asegúrese de lavar la alfombra de goma debajo de sus tazones si usa una.

¿Qué tipo de tazones son mejores? Los tazones de acero inoxidable o cerámica son excelentes opciones. Evite los de plástico, ya que pueden rayarse e incluso los rasguños más pequeños pueden albergar bacterias. Algunas mascotas también son alérgicas a los tazones de plástico y pueden terminar con los labios rojos e hinchados.

Tira sus tazones si notas astillas o grietas. Esos rincones y recovecos atraen bacterias.

juguetes para mascotas

Los juguetes para mascotas están ahí arriba en el lista de artículos del hogar con más gérmenes llegando al número 7. Los juguetes se lamen, mastican y babean. Y pasan mucho tiempo en el suelo, que no siempre está impecablemente limpio. Debes lavar y desinfectar los juguetes de las mascotas cada una o dos semanas, tal vez más si son juguetes muy queridos.

Muchos juguetes para mascotas pueden lavarse en el lavavajillas para una buena limpieza. Lea el empaque del juguete para ver si es apto para lavavajillas. También puedes lavarlos a mano con un cepillo especial y agua caliente con jabón o una solución de vinagre. Los peluches normalmente se pueden meter en la lavadora.

Recuerda reemplazar los juguetes de tu mascota cuando muestren signos de envejecimiento o desgaste. Esté atento a las costuras rotas, el relleno filtrado o los bordes de goma masticados.

Ropa de cama para mascotas

Debes lavar la ropa de cama de tu mascota al menos una vez a la semana. Esto ayudará a mantenerlo limpio, eliminando la suciedad, las bacterias y cualquier alérgeno que su mascota pueda detectar en su pelaje. También puede ayudar a mantener el pelaje de su mascota más sano.

Si tu mascota tiene la piel sensible, puedes utilizar un detergente sin perfume. También puedes someter la ropa de cama a un ciclo de enjuague adicional al final. La ropa de cama y el relleno deben colgarse para que se sequen, ya que la secadora hace que el material se acumule.

dueño de una mascota limpiando una caja de arena para gatos

Cajas de arena

¿Se pregunta con qué frecuencia se debe limpiar una caja de arena? Puede que no te guste la respuesta, pero es necesario extraerlos al menos una vez al día. También debes limpiarlos por completo una vez a la semana.

Si es posible, evite limpiar la caja de arena en la bañera, el fregadero de la cocina o el lavabo del baño. No querrás que te transfieran cosas asquerosas a ti o a tu comida. Una buena manguera y un balde afuera son probablemente la mejor táctica. Los fregaderos para la ropa también funcionan bien.

Utilice un cepillo o una esponja especiales y lávelo bien. Es posible que desees usar guantes mientras realizas esta tarea.

Algunos gatos son muy sensibles a los olores fuertes, por lo que es posible que desees utilizar un jabón sin fragancia. No querrás que tu gato salga de la caja de arena debido a un olor cítrico o floral desconocido.

Correas y collares

Un collar es probablemente la única prenda que usa su mascota (a menos que sea muy elegante), así que asegúrese de lavarlo con regularidad. Los collares pueden resultar un poco asquerosos, especialmente si su mascota pasa mucho tiempo retozando al aire libre. Los collares sucios pueden provocar puntos calientes y otros problemas de la piel.

Debes lavar el collar y la correa de tu mascota una vez a la semana aproximadamente. Dependiendo del material, es posible que puedas meterlos en el lavavajillas o en la lavadora.

¿Interesado en más consejos para la limpieza de mascotas? Obtenga consejos sobre deshacerse de los olores y manchas de las mascotas .

Escribir un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen.